La cantinela bien aprendida: “yo no he sido”

Y digo cantinela porque no se puede llamar ni lección, que es lo que  la gente se aprende.

El martes, en la sesión de control al Gobierno en el Senado, tuve una de las experiencias más descorazonadoras de mi vida: esperé inútilmente que uno o una de los/as ministros/as que comparecieron para responder las preguntas formuladas por los senadores y senadoras, se saltara el guión, pero no lo hizo nadie. Génova no paga traidores.

Encabezad@s por Soraya Sáez de Santamaría, la vicepresidenta, @sorayapp, tod@s y cada un@ de ell@s se mostraron encantad@s de acudir al Senado y demostraron que los mantras y lemas de Génova son tremendamente pegadizos, porque sin excepción y aunque les preguntasen de Franco y el Valle de los Caídos, por ejemplo, o de la FP en el sistema educativo o de por qué Rajoy no ha acudido aún al Senado junto con todo el gobierno, por cortesía parlamentaria, que sí tuvo Zapatero en 2004 y 2008, todos y todas, como os decía, hablaron de los millones de parados y de que ell@s no estaban ahí cuando los perversos socialistas destruíamos empleo con fruición. Sin ningún pudor ni atisbo de sonrojo por los datos del paro del mes de enero (170.000 parad@s más).

Incluso la ministra de Empleo, Báñez, se atrevió a repetir el guión y culpar a ZP de los más de 4 millones de desemplead@s y, a renglón seguido, decir que este año 2012 también iba a seguir creciendo el paro, POR CULPA DEL PSOE !!!!. Sí, sí, no me he equivocado, no …. Ella no piensa asumir ni hacer asumir a su jefe, ninguna responsabilidad por lo que ocurra en el próximo año, porque la culpa es de l@s que gobernaron antes.

Me temo que hasta las elecciones andaluzas y asturianas, o, peor hasta la vuelta del verano, vamos a tener que escuchar eso permanentemente. “Yo no he sido” puede ser el trending topic diario de las declaraciones de los dirigentes del PP, y sólo cuando la paciencia de los españoles y españolas se termine, y Génova lo constate en sus encuestas, podremos descansar de esa tortura. A tanto llega el contagio que el senador popular que defendió votar a favor de paralizar las energías renovables y no establecer un plan de cierre de las nucleares, consumió 7 minutos de los 10 de que disponía para justificar esa decisión, hablando de los malos de los socialistas que habían malgastado, generado paro, atacado a los funcionarios, agredido a los pensionistas, etc etc..  En fin, un lujo.

 

Follow on FacebookFollow on Google+Follow on TwitterFollow on LinkedIn