Toca sentarse y negociar, sin excusas ni ardides

Esta semana se ha producido el primer intento de investidura fallido de la historia moderna de la democracia española. Pedro Sánchez ha tenido que escuchar variados argumentos (e insultos), algunos de ellos francamente peregrinos. Descontando los del PP, desautorizado Rajoy por su cobardía y pereza, los insultos de Iglesias y algún exabrupto de Rufián, hay algún argumento curioso.

Hoy he escuchado a Garzón definir el documento con el que Sánchez acudió a la investidura, como un conjunto de políticas sociales de izquierdas, junto a otras de carácter económico, que el califica como de derechas. Bien, hasta aquí discutible, pero posible. Y sobre todo, corregible si hay voluntad de intentarlo.

En efecto, creo que no se puede pedir a Sánchez que abandone, ahora, a la única fuerza política que ha querido -sí, querido- sentarse, en serio, para redactar un programa de gobierno, con cara y ojos, fruto de los programas electroales de los dos, PSOE y Ciudadanos, y resultado de la NECESARIA NEGOCIACIÓN. Y creo que no pueden hacerlo los que no han querido o no han sido capaces de hacer eso: negociar, redactar, poner ideas sobre la mesa.

Sin embargo SÍ pueden hacer algo de utilidad, para que los españoles y las españolas no tengamos que estar con un Presidente como el que ahora está en funciones, hasta septiembre. Y no me parece difícil, si se hace lo que Garzón apunta : siéntense y modifiquen el documento hasta donde lo permitan las negociaciones y las representaciones de cada uno. Eliminen todas las políticas económicas que sea posible, si son de derechas y consoliden las sociales, que son de izquierdas.

Para ello, eso sí, no pueden ustedes exigir que no esté Ciudadanos en la mesa, porque el documento a modificar también es suyo, y deben tener derecho a opinar sobre las modificaciones que se vayan haciendo en él. Y, sobre todo, deberían reconocerles el derecho a hacerlo en la mesa, porque lo contrario sería vetarles, y eso no es muy democrático.

Y no vale su argumento de que es un partido de derechas, que lo es, porque ustedes no tienen problema (cuando suman y hablan de pacto de izquierdas) para sumar diputados de Democràcia i Llibertat, de derechas, por mucho que el nombre de su grupo esté en catalán y sean independentistas, salvo que ustedes compartan la teoría, franquista, de que los independentistas eran de izquierdas. Y si dudan, repasen lo aprobado por ellos en la legislatura pasada.

En suma,  Sr. Garzón, Sr. Iglesias, dejen de poner excusas para sentarse, déjense de vetos y de calificar al adversario, porque no hay nada más de derechas que dejar a Rajoy en Moncloa. Y, por encima de todo, dejen de insultar para no tener que sentarse.

Yo votaré SI

 

Sí-pizarra

En la consulta que este sábado nuestro Secretario General del PSOE ha decidido hacer a la militancia, pienso votar SI. Y lo voy a hacer por 12 razones, que expongo a continuación:

1.- Por dar fortaleza a un líder, y un equipo, que han sido capaces de gestionar inteligentísimamente un mal resultado electoral y una aritmética parlamentaria endiablada.

2.- Porque necesitamos rescatar a muchas personas que se han quedado por el camino, por el injusto reparto de los efectos nocivos de la crisis y de la salida de ella, y sólo un gobierno alternativo Rajoy puede hacer eso.Y sólo Pedro Sánchez puede presidir ese Gobierno.

3.- Porque hay un compromiso de derogación efectiva de la LOMCE en 6 meses, y su sustitución por una legislación fruto del Acuerdo por la Educación

4.- Porque hay un compromiso de derogación efectiva de la Reforma Laboral y su sustitución en un año por un nuevo Estatuto del Trabajador

5.- Porque, en ambos casos, hay compromisos de paralización desde YA de los efectos más nocivos de la LOMCE y la Reforma Laboral

6.- Porque desde el primer momento en que el Rey encomendó a Sánchez formar gobierno, ha trabajado por hacerlo, con lealtad a las instituciones y a la ciudadanía.

7.- Porque Sánchez decidió sentarse con todos para buscar una solución, sin excluir a nadie más que, obviamente, al PP, pero porque quien es el problema, no puede ser la solución.

8.- Porque a España se la respeta desde el respeto a las diferencias que la componen (y eso está en el ADN de Pedro Sánchez) y no desde opciones rupturistas.

9.- Porque la aritmética parlamentaria da para lo que da y las cesiones programáticas son mínimas en el documento pactado.

10.- Porque el Acuerdo que conocemos, no cierra, como se reconoce en la propia formulación de la pregunta, la entrada de otros partidos, con nuevos temas de acuerdo.

11.- Porque digan lo que digan los Acuerdos que se firmen, la presidencia de Pedro Sánchez asegura la impronta socialdemócrata a la acción del Gobierno.

12.- Porque digan lo que digan los Acuerdos que se firmen, será el Parlamento quien finalmente deberá decidir un montón de cosas, y ese Parlamento es muy plural, tanto que no puede decirse que haya una mayoría de izquierdas, pero sí una mayoría de partidos que propusieron un cambio. Precisamente los que ahora deben involucrarse en la investidura.

Y aunque no sea una razón de contenido porque valoro la valentía del Secretario General de dar voz a la militancia, en un proceso que, obviamente, no puede ser vinculante, pero que vinculará al Comité Federal y al propio Sánchez.